Cuenco de vidrio en forma de pez

Este hermoso cuenco de vidrio moldeado es una de las piezas más interesantes entre las que han entrado a formar parte de las colecciones del MNAR recientemente, gracias a los depósitos que el Consorcio de Mérida viene realizando en los últimos años.
Es un objeto de prestigio que debió pertenecer a un miembro de la élite provincial, que vivió en Augusta Emerita en el siglo I d. C. Con ello expresaba el disfrute de un lujo que fue seña de identidad entre los de su clase.
La industria del vidrio sirvió bien a estos fines.Aunque la invención de la técnica del soplado en la segunda mitad del siglo I a. C. abarató el coste de fabricación y amplió el espectro de población que gozaba de su uso, siempre quedaron objetos que, como este, hablaban del poder adquisitivo de sus dueños y de sus costumbres, a veces algo excéntricas. Según los datos aportados por la famosa tabla encerada encontrada en la casa del banquero Lucio Cecilio Giocondo, hacia fines del siglo I d. C. un recipiente de cerámica pequeño podía oscilar entre uno y dos ases, uno de bronce costaría en torno a nueve ases; un ungüentario de vidrio soplado bien podría estar entre uno y otro. Pero había recipientes argénteos que alcanzaban los 360 sestercios, precio a los que, aún no igualando, podrían llegar a acercarse objetos de vidrio soplado-moldeado, liso o decorado.

Vidrio en forma de pez

Habremos de imaginar la mesa que en su día engalanó, acompañando a copas de fino vidrio, para disfrutar del color y del sabor de los caldos. Y paladear un apetitoso guiso de salmonete o, tal vez, de murena. Flotando en una salsa que hiciera recordar los momentos en los que el pescado, aún vivo, se deslizaba ágil en la pecera, tal sólo unos instantes antes de que lo capturara el mismo comensal que habría de comerlo. Lujo y exceso que harían pronunciar a Séneca: «el vientre de los aristócratas ha llegado hasta tal punto, que no pueden sino saborear el pescado que han visto nadar y deslizarse mientras están en la mesa» (Nat. Quaest 111, 18, 3-4)
Bibliografía:
Chamizo de Castro,J.J. Cuenco en forma de pez. Catalogo de la exposición
«El Consorcio y la arqueología emeritense, De la excavación al Museo». Mérida, 20 12
De Carolas, Ernesto: 11 vetro nella vita cuotidiana. Catálogo de la exposición
Vitrum. /1 vetro (ro arte e scienzo ne/ mondo romano. pp.71-79.
P. c. c.