Pendientes (Crótalos)

Nº Inventario: CE37249

Dimensiones: Alt. 37 mm. Anch. 20 mm.

Material: oro, perla y granate

Procedencia: Compra

Datación: siglo III-IV d.C.

Pareja de pendientes en excepcional estado de conservación. Están realizados en oro, con incrustaciones de perlas y granates. Tiene una estructura tripartita, que se configura con un rosetón de trabajo calado –opus interrasile- lobulado al exterior, clon perla central y seis granate en posición radiada, con descubiertos de peltas en los huecos libres. El segundo cuerpo es horizontal, de nuevo con estructura calada, del que penden cuatro cuerpos sujetos a argolla soldad. Se trata de sendas piezas simétricas, con engaste en lonsange de granate y perla ensartada final. Esta tipología de pendientes era bien conocida en Roma, denominados “crótalos” –crotalia- por el ruido que hacían los vástagos finales similar al que reproducía este instrumento musical. Así dice Plinio en su Historia Natural al hablar de las perlas “Es un honor para las mujeres llevarlas en los dedos o bien por parejas o por tríos en las orejas,… ya que cuando las llevan así, les llaman crótalos, como si se regodearan incluso por el mismo entrechocar y sonar de las perlas” (Libro IX, 114). La pareja de crótalos ingresaron en el Museo en 2001, tras la comprar por el  Estado de la colección privada de Luis Quirós, conformada por interesantes piezas arqueológicas procedentes del solar emeritense.

N . B .

Para saber más:

CASTELANO HERNÁNDEZ, A. (2001): “Nuevas piezas de orfebrería en el Museo

Nacional de Arte Romano”, Anas-14, 19-27.