Viaje a Sicilia

Septiembre-Octubre de 2016

Este año en el viaje largo de principios de otoño nos fuimos hasta Sicilia, isla que no visitábamos desde hacía mucho tiempo. Tal fue el poder de convocatoria y la expectación levantada por el viaje que tuvimos que organizarlo en tres grupos distintos con fechas distintas y consecutivas para poder dar cabida a todos los Amigos que querían participar en este viaje. Hicimos un recorrido muy amplio por Sicilia para poder conocer su rico yacimiento arqueológico fruto de los distintos pueblos, culturas y civilizaciones que han pasado por estas tierras dejando su huella a los pies del Etna. Son innumerables los restos griegos y romanos sin olvidar la inmensa riqueza de la arquitectura normanda y el barroco.Tuvimos ocasión de conocer Catania, Siracusa, la ciudad  más grande de la antigüedad, Noto, perfecto ejemplo del barroco Siciliano, Piazza Armerina y la maravillosa villa romana de Casale con unos mosaicos inigualables. Tampoco faltó el grandioso, impresionante e impactante Valle de los Templos de Agrigento, ni el amplísimo yacimiento griego de Selinunte. También estuvimos en la capital Palermo con sus numerosos monumentos, iglesias y teatros destacando la Capilla Palatina situada dentro del palacio Real, antigua fortaleza normanda. La parte medieval corrió a cargo de la hermosa villa de Erice y por supuesto no pudo faltar la arquitectura normanda en la impresionante catedral de Monreale lugar donde se fusionaron las corrientes artísticas árabes y medievales originando en su catedral los maravillosos mosaicos sobre fondo de oro más importantes de la Edad Media realizados por maestros bizantinos y venecianos; actualmente en extensión es el más grande que existe. Y para finalizar nos fuimos hasta Cefalú, con otra catedral grandiosa, y hasta la hermosísima Taormina con su teatro griego posteriormente reconstruido por los romanos y que tiene como telón de fondo al siempre impresionante Etna.Todo esto aderezado con la rica gastronomía siciliana que nos permitió degustar  la pasta en todas sus variedades regadas con los ricos vinos de aquellas tierras. Además disfrutamos de un tiempo estupendo lo que, unido a los estupendos guías que nos acompañaron, hará que este viaje sea inolvidable.